Devocional │ La Guía del Espíritu Santo

Jesús, antes de ascender al cielo, prometió a sus discípulos que enviaría al Espíritu Santo como guía y consolador. En Juan 16:13-14, Jesús les dice: «Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber las cosas que habrán de venir. Él me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber.» Aquí Jesús deja en claro que el Espíritu Santo es un guía que nos lleva a la verdad y nos muestra las cosas que aún no han sucedido.

EL ESPÍRITU SANTO NOS GUÍA Y NOS EQUIPA

En Hechos 1:8, Jesús también les dijo a sus discípulos: «Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.» Aquí Jesús promete que el Espíritu Santo les dará poder para ser testigos de su obra en el mundo. De esta manera, el Espíritu Santo no sólo nos guía en la verdad, sino que también nos equipa con poder para llevar a cabo la obra de Dios en el mundo.

la guía del Espíritu Santo es fundamental para la vida de un cristiano. Aquí hay algunos versículos que respaldan esta idea:

Romanos 8:14: «Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.»

 

Gálatas 5:16: «Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.»

Estos versículos muestran que Dios quiere que sus hijos sean guiados por el Espíritu Santo y que sigan sus directrices en lugar de seguir sus propios deseos carnales. La guía del Espíritu Santo nos llevará a vivir una vida más conforme a la voluntad de Dios. Como cristianos, somos guiados por el Espíritu Santo a través de la fe en Jesucristo y la obediencia a la Palabra de Dios. El Espíritu Santo nos ayuda a entender la verdad de las Escrituras y nos da la sabiduría y el discernimiento para tomar decisiones que estén en línea con la voluntad de Dios. También nos consuela, nos da paz y nos fortalece en momentos de dificultad.

Además, el Espíritu Santo nos da dones espirituales para servir a la iglesia y edificar a los demás. Estos dones incluyen la enseñanza, el liderazgo, la profecía, la sanidad, el servicio y otros más. A medida que crecemos en nuestra relación con Dios y en la madurez espiritual, aprendemos a escuchar y seguir la dirección del Espíritu Santo en nuestras vidas y ministerios.

 

CÓMO APROVECHAR AL ESPÍRITU SANTO EN NUESTRAS VIDAS:

 

1. Dedica tiempo a la oración y la meditación: La oración es una forma poderosa de comunicarse con Dios y abrirte a la guía del Espíritu Santo. Tómate un tiempo cada día para hablar con Dios y escuchar su voz.

2. Lee la Biblia: La Biblia es la Palabra de Dios y es una de las formas en que el Espíritu Santo habla a nuestras vidas. Dedica tiempo cada día para leer la Biblia y meditar en sus enseñanzas.

3. Sé sensible a la voz del Espíritu Santo: El Espíritu Santo puede guiarte a través de tus pensamientos, sentimientos y circunstancias. Presta atención a los nudos en tu corazón y a las señales que Dios te envía.

4. Sé obediente: La guía del Espíritu Santo es inútil si no estás dispuesto a seguir su dirección. Sé obediente a lo que el Espíritu Santo te está diciendo y actúa en consecuencia.

5. Busca la sabiduría y el consejo de otros cristianos: A veces, Dios puede guiarnos a través de otras personas. Busca la sabiduría y el consejo de otros cristianos que han sido guiados por el Espíritu Santo.

6. Permanece en comunión con Dios: La comunión con Dios es esencial para recibir la guía del Espíritu Santo. Mantén una relación cercana con Dios a través de la oración, la meditación y la adoración.

7. Pide la guía del Espíritu Santo: Finalmente, pide la guía del Espíritu Santo en tu vida diaria. Pide a Dios que te guíe en cada paso de tu camino y que te muestre la dirección que debes seguir.

TOMEMOS ACCIÓN

Nosotros como hijos de Dios necesitamos estar constantemente en busca de la guía del Espíritu Santo. No basta con simplemente conocer la Palabra, sino que debemos estar dispuestos a actuar según la voluntad de Dios en nuestras vidas. Por eso, invito a todos nosotros a orar constantemente pidiendo la dirección del Espíritu Santo en cada área de nuestra vida, a leer y estudiar la Palabra de Dios para conocer su voluntad, y a estar atentos a las señales que nos muestra el Espíritu Santo. Recordemos que, a través del Espíritu Santo, Dios quiere guiarnos hacia una vida plena y abundante en Él. ¡Aprendamos a escuchar su voz y a seguir sus pasos en todo momento!

ORACIÓN

Querido Padre Celestial, te pedimos que nos guíes y nos llenes del Espíritu Santo para que podamos vivir de acuerdo a tu voluntad y propósito para nuestras vidas. Ayúdanos a reconocer tu voz y a seguir tus indicaciones para que podamos tomar decisiones sabias y justas en todo momento.

Te pedimos que nos concedas la humildad y la determinación necesarias para seguir buscando tu guía y para estar siempre en comunión contigo. Que el Espíritu Santo nos ilumine y nos fortalezca para enfrentar los desafíos de la vida y para ser verdaderos testigos de tu amor y tu gracia. En el nombre de Jesús, amén.

 

 

Ministerio Maná