Devocional │ Viernes de Oración Maná

Tomar decisiones sin la oración

Si tomamos decisiones sin oración, es probable que estemos basando nuestras elecciones en nuestros propios deseos, temores y prejuicios. Es posible que no estemos buscando la sabiduría y la orientación de Dios, y que no estemos considerando sus planes para nuestras vidas. Sin la guía de Dios, es fácil caer en errores y tomar decisiones que pueden tener consecuencias negativas para nosotros y para los demás. Además, nos perdemos de la paz y la seguridad que viene con saber que estamos siguiendo el plan de Dios para nuestras vidas. Por lo tanto, es esencial orar antes de tomar cualquier decisión importante y buscar la dirección de Dios

Puntos claves para orar

La oración es una herramienta esencial en la vida cristiana, especialmente a la hora de tomar decisiones importantes. A través de la oración, podemos acercarnos a Dios y buscar su guía y sabiduría en nuestras decisiones. Es importante recordar que Dios siempre está dispuesto a escucharnos y ayudarnos en cada paso que demos. A través de la oración, podemos fortalecer nuestra fe y confianza en Dios, lo que nos permite tomar decisiones con seguridad y valentía. En este blog, vamos a explorar varios puntos clave sobre cómo orar por nuestras decisiones y cómo fortalecer nuestra relación con Dios a través de la oración.

Reconocer a Dios como nuestra fuente de sabiduría

“Confía en Jehová con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócele en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.” (Proverbios 3:5-6)

En este punto es importante reconocer que Dios es la fuente de sabiduría y guía en nuestras vidas. Es esencial confiar en Él y buscar su orientación en todas nuestras decisiones, en lugar de confiar en nuestra propia comprensión.

Esforzarnos en la búsqueda de Dios

“Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cerca.” (Isaías 55:6)

En este punto, se hace énfasis en la importancia de esforzarnos en nuestra relación con Dios. Tenemos que buscarlo activamente y estar dispuestos a dedicar tiempo y esfuerzo a conocerlo mejor.

Poner la confianza solo en Dios

Poner la confianza solo en Dios es esencial para tomar decisiones correctas en la vida. El Salmo 20 nos enseña la diferencia entre los que confían en Dios y los que no. En versículo 7 dice “Algunos confían en carros y otros en caballos, pero nosotros invocamos el nombre del Señor nuestro Dios”

Los que confían en Dios, confían en su protección y guiado. En versículo 8 se dice “Ellos caen, pero nosotros nos levantamos; están debilitados, pero nosotros estamos fuertes”. Dios es quien nos da la fuerza y la sabiduría para enfrentar cualquier situación.

Por otro lado, los que no confían en Dios, confían en cosas efímeras como carros y caballos, y al final caen y se debilitan. En versículo 9 se dice “Señor, sálvanos y te alabaremos, nos ayudaste y nos alegraremos”.

Es importante recordar que Dios es quien nos salva y nos ayuda en todas las situaciones. Debemos poner nuestra confianza solo en Él y buscar su guía en todas nuestras decisiones.

Asegurarnos que estamos sobre el fundamento que es Cristo

Mateo 7:24-27 “Cualquiera, pues, que me oye estas palabras y las pone en práctica, será semejante a un hombre prudente que edificó su casa sobre la roca. Cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y dieron contra aquella casa; pero no cayó, porque estaba cimentada sobre la roca. Y cualquiera que me oye estas palabras y no las pone en práctica, será semejante a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena. Cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y la azotaron; y cayó, y fue grande su ruina.”

En estos versículos, Jesús nos enseña la importancia de edificar nuestra vida sobre la roca sólida, que es Cristo. Es importante que nos aseguremos de estar fundamentados en Cristo, ya que es la única forma de resistir las pruebas y dificultades que puedan venir en nuestras vidas. Es fácil seguir a Cristo cuando todo va bien, pero cuando las cosas se ponen difíciles es cuando vemos si realmente estamos construidos sobre la roca sólida.

La vida cristiana no se trata de huir sino de avanzar

2 Timoteo 1:7 “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.”

La vida cristiana no se trata de huir de los problemas, sino de enfrentarlos con valentía. Dios nos ha dado el poder y el amor necesario para enfrentar cualquier desafío que se nos presente. No debemos tener miedo de enfrentar las dificultades, sino confiar en que Dios está con nosotros y nos dará la fuerza y el coraje necesarios para superarlas.

Fortalecer el corazón en la oración

Salmo 55:22 “Echa tu carga sobre Jehová, y él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo.”

La oración es una herramienta poderosa para fortalecer nuestro corazón en Dios. Es importante que nos comuniquemos con Dios diariamente, esforzándonos en la búsqueda de Él, ya que es el único que puede guiarnos en nuestras decisiones. El Salmo 55:22 nos recuerda que debemos echar nuestra carga sobre Jehová, ya que él es quien nos sustentará y no nos dejará caer para siempre. Esto significa confiar en él, poner nuestra confianza solo en Dios, y no en nosotros mismos o en las circunstancias.

Además, es importante recordar que, como cristianos, nuestra vida no se trata de huir de los problemas, sino de avanzar y superarlos con la ayuda de Dios. Esto significa estar seguros de que estamos sobre el fundamento que es Cristo, y no en las cosas de este mundo. Fortalecer nuestro corazón en la oración es esencial para seguir adelante en nuestra fe y tomar decisiones correctas.

Conclusión

 

Orar por nuestras decisiones es esencial para vivir una vida cristiana verdadera. Reconocer a Dios como nuestra fuente de sabiduría y confianza, esforzarnos en la búsqueda de Dios y poner nuestra confianza solo en Él son fundamentales para tomar decisiones sabias y correctas. Además, debemos asegurarnos de que estamos construyendo sobre el fundamento que es Cristo, ya que solo Él es nuestra roca sólida. La vida cristiana no se trata de huir de los problemas, sino de avanzar y enfrentarlos con valentía y confianza en Dios. Por último, debemos fortalecer nuestro corazón en la oración, permitiendo que Dios nos guíe y nos fortalezca en cada paso. Al seguir estos puntos, podremos tomar decisiones que honren a Dios y nos lleven a una vida plena y feliz en Cristo.

Oración

 

Padre Celestial, te agradecemos porque nos das la oportunidad de acercarnos a ti en oración. Sabemos que todas nuestras decisiones deben ser llevadas a ti, porque solo tú eres quien puede guiarnos en el camino correcto. Te pedimos que nos ayudes a reconocer que dependemos de ti en todo momento, y que nos esforcemos en la búsqueda de tu presencia.

Enséñanos a poner nuestra confianza solo en ti, y a cerciorarnos de que estamos sobre el fundamento que es Cristo. Ayúdanos a entender que la vida cristiana no se trata de huir sino de avanzar, y a fortalecer nuestro corazón en la oración. Te pedimos esto en el nombre de Jesús. Amén.

Ministerio Maná